Canon EOS 60D para entusiastas y profesionales

camara digital reflex canon eos 60D
En multitud de ocasiones resulta muy complicado determinar si una cámara está destinada para un uso profesional o para aficionados avanzados que necesitan un mayor número de funcionalidades en la cámara de fotos. Es el caso de la Canon EOS 60D. En principio la marca enfoque este producto para usuarios aficionados a la fotografía que busquen una máquina fotográfica de alta prestaciones, pero en la práctica es usada por muchos profesionales como máquina fotográfica secundaria por la calidad de resultados que ofrece.




Características de la cámara digital Canon EOS 60D


Una de las peculiaridades más llamativas de la cámara digital Canon EOS 60D es su pantalla LCD abatible. Esta pantalla de 3 pulgadas posee un amplio ángulo de giro, y aunque a muchos profesionales no les guste este tipo de pantallas, la verdad es que en determinadas situaciones donde el encuadre es más complicado se agradece la posibilidad de girar la pantalla para evitar tener que tomar posturas, que si el tiempo de la toma se prolonga, pueden llegar a molestar.

La sensibilidad de esta cámara de fotos está en el rango de 100 a 6.400 ISO, si bien si se quiere tomar una foto donde no se perciba ningún ruido, la sensibilidad límite está en 3.200. A partir de esos valores ya el ruido empieza a verse en las imágenes. Por otro lado, el material utilizado en esta máquina fotográfica para la construcción del cuerpo es policarbonato, lo que le otorga una menor robustez y una menor impermeabilidad, aunque como consecuencia su peso se ha aligerado bastante con relación al de su predecesora.

La grabación en video HD también es otro fuerte de la Canon EOS 60D. La duración de la batería, que permite realizar entre 400 y 500 fotos con la misma carga, es otro punto a su favor. Algunas otras características que la acercan a otros modelos más profesionales son el control manual que se puede realizar del balance, permitiendo así una toma más exacta y evitando el trabajo posterior de retoque.

Buena calidad fotográfica


En definitiva la cámara réflex digital Canon EOS 60D cubre con creces las necesidades de fotógrafos aficionados con nivel avanzado y también puede utilizarse con buenos resultados a nivel profesional. Su sensor de 18 megapíxeles, su potente estabilizador óptico y una calidad más que aceptable en fotografía nocturna, hacen de este producto una buena elección a un precio más reducido que otras cámaras profesionales.

Más información sobre cámaras digitales Canon.