El efecto de la velocidad en fotografía

camaras digitales automaticas
Un elemento que todo aquel que pretenda convertirse en fotógrafo profesional debe controlar es la velocidad de obturación y los efectos que esta puede provocar en el resultado final del conjunto a fotografiar. Al principio puede resultar un poco complicado, pero a medida que se vayan realizando diferentes pruebas y comprobando los resultados que se obtienen con diferentes velocidades, el futuro fotógrafo se va haciendo con el control.



Velocidad de sincronía, lenta y rápida


La velocidad de sincronía es aquella que se utiliza cuando se va a tomar una fotografía con flash. Todas las cámaras digitales disponen de esta opción que se activa automáticamente cuando se ha pulsado la opción de flash, ya sea de forma permanente o mediante la función que hace que el flash se dispare automáticamente cuando las condiciones de luz ambiente lo requieren.


Las velocidades rápidas son aquellas en las que colocamos el obturador en el rango de 60 a 1.200 o superiores.  Hay que tener siempre presente que el resultado final de la fotografía va en función del binomio velocidad-exposición. A igual exposición una velocidad rápida se utilizará para fotografiar sujetos que estén bien iluminados, ya que al aumentar la velocidad del obturador la cantidad de luz que entre es mucho menor. Cuando se quiere conseguir un efecto de congelado de la imagen hay que utilizar estas velocidades rápidas.

Cuando la situación de luz ambiente es la contraria, es decir hay poca luz, es necesario utilizar velocidades lentas de obturación para permitir que le dé tiempo a la luz para llegar al objetivo. Cuando usamos velocidades lentas se pueden obtener diferentes efectos en la fotografía. Esta técnica es indicada para fotografía en movimiento en las que se quiera obtener un efecto de barrido. Es muy conveniente contar con la ayuda de un trípode para evitar movimientos involuntarios de la cámara.

Cámaras digitales con opciones automáticas


Aunque las actuales cámaras digitales ofrecen la opción de tomar la foto de manera automática, escogiendo la propia máquina fotográfica la combinación más óptima de velocidad de obturación y apertura del diafragma, cuando se utiliza de forma manual el abanico disponible de opciones permite una mayor creatividad y originalidad en las fotografías.

Más artículos del curso básico de fotografía.