La composición fotográfica

nociones basicas fotografia
La composición fotográfica es la relación que guardan los distintos objetos y sujetos que aparecen en una foto. El tratamiento de la composición fotográfica supone que los objetos que forman la imagen aparecen realizando una composición del conjunto. Según el tipo de fotografía, el fotógrafo podrá intervenir para colocar los objetos y sujetos, pero cuando se fotografía por ejemplo un paisaje no es posible moverlos, por lo que el que se tiene que mover es el fotógrafo y su cámara.




Normas y leyes más importantes en fotografía


Hay una norma fundamental para conseguir una buena composición fotográfica, es la de saber escoger el mejor ángulo para tomar la foto. El mejor ángulo es aquel en que los objetos fotografiados se encuentran armónicamente colocados, llevando la mirada de quien visualiza la foto desde un punto introductorio al punto más importante. Es conveniente que esta composición haya un único elemento fundamental, o como muchos dos, de forma que los demás ayuden a dirigir la mirada hacia él.


Otra ley importante en fotografía es la de los tercios. Consiste en la división mental de la imagen en una cuadrícula formada por tres bloques horizontales por tres verticales. De esta forma las tres divisiones verticales forman los planos 1, 2 y 3. Es posible realizar fotografías encuadrando el sujeto en cualquiera de los tres planos, de forma que el sujeto quede en el plano izquierdo, siendo el punto más importante de la foto, en el derecho o en la zona central. Las fotos con el sujeto en la foto central son las más habituales.

Las líneas convergentes en fotografía determinan el camino que el ojo de quien visualiza la imagen va a seguir. El fotógrafo puede conseguir dirigir este camino mediante la inclusión de estas líneas convergentes en la imagen. Un camino puede servir para conseguir este efecto. En ocasiones puede ser conveniente bajar el plano, como por ejemplo cuando se desea fotografiar sujetos que están en el agua, en una piscina o en el mar, agachándose el fotógrafo hasta el nivel del agua se consigue que se forme las líneas convergentes que harán que se dirija mirada hacia el punto que interese.

Practicar en fotografía es fundamental


La aplicación de todos estos conceptos no es algo que se haga de forma intuitiva, requiere de mucha práctica. Con el tiempo el fotógrafo aprende a mirar a través de su cámara, teniendo así una imagen mental del resultado que va a obtener al tomar la foto. La originalidad y la creativa no están reñidas con la aplicación de estas leyes básicas, por lo que se pueden realizar muchas variaciones con efectos muy distintos.

Más artículos sobre nociones básicas de fotografía.