Panasonic Lumix DMC-LF1, la compañera de viaje

camara digital compacta lumix
Cuando alguien se inicia en el mundo de la fotografía, lo habitual es que busque una cámara digital compacta de gama básica, cuyo precio no sea excesivo, pero que tenga las prestaciones suficientes para tomar fotografías de calidad. La cámara Panasonic Lumix DMC-LF1 cumple esas características. Es una máquina fotográfica que puede servir perfectamente para cubrir las necesidades del fotógrafo aficionado, y puede ser el paso previo a cámaras digitales de más alta gama.



Lumix DMC-LF1 de reducido tamaño y buenas prestaciones


Una de las principales características de la cámara digital compacta Lumix DMC-LF1 es su reducido tamaño. Esto propicia que se pueda llevar en cualquier bolsillo, lista para tomar la foto en el momento preciso. Es una buena compañera de viajes que no será un estorbo en ningún momento, ni ocupará un espacio excesivo en el equipaje. Sus acabados tienen un diseño moderno, a la vez que conserva algunas de las características de una cámara clásica.


Esta cámara compacta incorpora un gran angular y zoom óptico de 7,1 aumentos, lo que traducido en 35 mm es un 28-220. Con esta óptica se pueden tomar desde retratos de alta calidad hasta panorámicas de paisajes con un gran nivel de detalle, utilizada la técnica tan apreciada por aquellos que comienzan en el mundo de la fotografía, de apuntar y disparar, sin más complicaciones y con un resultado especialmente óptimo.

Al igual que muchas cámaras compactas, la Lumix DMC-LF1 no tiene visor. En cambio su pantalla de 3 pulgadas permite un encuadre perfecto y una gran nitidez de la imagen, incluso en condiciones de poca luz. No ocurre lo mismo cuando la luz es excesiva, ya que no incorpora un tratamiento antirreflejos. La calidad mínima de grabación de video es VGA. Si se desea mayor calidad se puede utilizar el formato MP4, en el cual es posible realizar grabaciones de 35 minutos en Full HD.

Funciones, batería y memoria de la cámara


El menú de esta cámara digital se controla a través de los botones de la parte trasera de la cámara. Incluye un gran número de funciones, con diferentes modos de escena y una colección de más de 20 filtros. La cámara está alimentada por una batería de litio, que proporciona una autonomía no demasiado larga, aproximadamente 250 tomas. Con la cámara se incluye el cargador. En cambio la memoria interna que incorpora es mayor que las habituales en cámaras compactas, un total de 87 MB. También es posible la utilización de memorias externas SD, SDHC y SDXC.

Más información sobre cámaras Panasonic Lumix.