Técnica para aplicar un efecto de vibración a una foto

tecnica foto vibracion
Un efecto muy atractivo es aquel en el que aparece un sujeto estático fotografiado y se le imprime movimiento a través de la vibración de la imagen. Con las actuales cámaras fotográficas es posible aplicar un gran número de filtros y elementos accesorios, pero para poder obtener un resultado totalmente óptimo hay que trabajar la fotografía editándola posteriormente. Siempre habrá que recurrir a un programa de edición de imágenes, por lo que es muy bueno para el fotógrafo el estar familiarizado con este tipo de herramientas informáticas.




Elegir a qué parte se le va a imprimir movimiento


Para empezar a aplicar esta técnica de vibración a una fotografía es conveniente utilizar una foto existente que sea susceptible de mejorar mediante la aplicación del efecto que vamos a describir. Si no se dispone de ella, habrá que tomarla. El sujeto ha de estar estático, en la foto no debe existir ninguna sensación de movimiento, ya que es precisamente movimiento lo que se le va a añadir.


Si el sujeto fotografiado tiene algún objeto en la mano se le puede imprimir una gran fuerza visual si se aplica la vibración a la zona del brazo y al objeto en sí. Para crear el efecto hay que abrir la foto con el programa y realizar una duplicación de la imagen. Dependiendo del movimiento que se quiera dar y de las características de la propia foto, es conveniente obtener de 3 a 5 capas. La primera de ellas seguirá quedando en su estado original, mientras que trabajaremos con las demás.

Con la herramienta de borrado habrá que ir eliminando algunas partes de las distintas capas, ya que solo se desea dar movimiento a la zona del brazo y del objeto que sujeta. Una vez borrada las partes necesarias habrá que desplazar las distintas capas, de forma que describan un movimiento secuencial, dando así una gran fuerza a la imagen fotografiada.

Hay que probar diferentes opciones


Además es conveniente manipular las distintas capas con algunas otras opciones del programa, como variaciones de luz o ajustes de color. También se puede cambiar la forma en que el programa fusiona las distintas capas, ya que normalmente es posible fusionarlas utilizando opciones de mezcla, disolver u otros efectos. Es muy importante ir probando distintas técnicas, hasta que el resultado obtenido convenza.