Técnica para fotografías de paisajes

camara digital fotografía paisajes
Una de los principales problemas con los que se enfrente un fotógrafo de paisajes es conseguir una perfecta nitidez de todos los elementos que aparecen en la foto. A priori esto no debería presentar una especial dificultad, ya que es posible enfocar al infinito y pensar que todos los objetos que aparecerán en el plano van a salir perfectamente enfocados, pero no es así exactamente, ya que se puede producir una pérdida de nitidez en determinados puntos de la foto.




Algunas técnicas que garantizarán la nitidez de la foto


Cuando un fotógrafo va a tomar una foto en la que aparece un paisaje son muchos los factores que pueden incidir en el resultado final de la fotografía. Una de las primeras premisas a tener en cuenta es el uso de un trípode. Normalmente este tipo de fotos se tomaran con una exposición larga, por lo que por mucho pulso que se tenga, si la cámara no está apoyada, probablemente haya algo de movilidad, aunque sea mínima, y eso se verá reflejado en el resultado final.


Para evitar vibraciones de la cámara al pulsar el disparador una buena técnica es tomar este tipo de fotografías utilizando el temporizador, de esta forma se está completamente seguro que la cámara no se moverá en el momento de disparar. Pero hay ocasiones en que es imposible determinar el tiempo necesario del temporizador, por lo que habría que utilizar un disparador remoto, que permite escoger el momento más adecuado para realizar el disparo y además se tiene la misma seguridad de que no habrá movimientos indeseados al disparar.

Enfocar al infinito puede ser en principio la primera intención al tomar la foto, pero es mejor enfocar hacia un punto medio de la foto. Cuando se enfoca al infinito, los objetos que se encuentran situados más cerca de la cámara no tienen una nitidez absoluta, en cambio si se utiliza el enfoque a una zona intermedia, tanto lo que está por delante como lo que está por detrás de ese punto medio quedará enfocado.

Mantener limpio el objetivo de la cámara


Aunque pueda parecer algo obvio, en ocasiones el objetivo de la cámara necesita que se limpie. Con bastante frecuencia, con el uso de la cámara, se van depositando en el objetivo diminutas motas de polvo que pueden llegar a estropear nuestro trabajo. Es muy conveniente mantener siempre limpio el objetivo y cuando se va a empezar a trabajar es bueno tener la costumbre de limpiarlo de nuevo.

Más información sobre trucos y técnicas fotográficas.