Séptima Parte de cómo convertirse en fotógrafo profesional

camara digital fotografo profesional
Uno de los primeros conceptos con los que el principiante en el mundo de la fotografía ha de familiarizarse es el enfoque. Consiste en el proceso de ajustar las lentes de la cámara para conseguir nitidez en la zona que se pretende fotografiar. Hay que tener en cuenta que el campo de nitidez no es igual para cada lente y que por supuesto este es limitado. Con la experiencia y el uso de la cámara el fotógrafo podrá familiarizarse con este concepto.




Lentes, botón disparador y composición


Las lentes pueden tener una distancia focal diferente, es la distancia exacta de la lente hasta el sensor de la cámara fotográfica. Esta distancia determinará los diferentes rangos de enfoque que se puedan conseguir. Hoy en día las cámaras digitales incorporan un sistema denominado autofoco. Este sistema se encarga de enfocar de forma automática. Normalmente disponen de varias configuraciones para obtener los mejores resultados en situaciones distintas, como la fotografía de sujetos en movimiento o la de fotos en condiciones pobres de luz.


El botón del disparador en las actuales máquinas fotográficas digitales tiene una doble función que el fotógrafo también debe aprender a utilizar. Normalmente el botón es presionable justo hasta la mitad del recorrido, de forma que si se mantiene en esa posición la cámara realizará todos los ajustes necesarios para conseguir una foto de calidad. Opciones como el modo de escena, para el cálculo de la apertura y velocidad del obturador, y también el autofocus son regulados en esta fase. Posteriormente se termina de pulsar el botón y se realiza la foto.

El dominio de la fotografía requiere de la adquisición y práctica de muchos conceptos técnicos, pero la fotografía también tiene un componente artístico que hay que trabajar. Uno de los primeros términos que se estudian en un curso de fotografía es la composición. Consiste básicamente en determinar qué objetos van a aparecer en la fotografía y en que disposición se encuentran. Cuando es posible mover los objetos o sujetos se pueden colocar a gusto del fotógrafo, cuando no lo es, es el fotógrafo y su cámara los que han de moverse.

Practicar es el secreto de la fotografía


Como en casi todas las áreas profesionales y artísticas los buenos resultados no se obtienen de la noche a la mañana. En muchas ocasiones son el fruto de una larga experiencia y de la adquisición de muchos conceptos y técnicas que son puestas en práctica en el momento de tomar la foto. Es muy conveniente analizar los resultados y ver en qué condiciones fue tomada cada imagen para ir detectando errores y mejorando cada día.

Más artículos sobre cómo convertirse en fotógrafo profesional.