Diferentes tipos de retratos individuales y de grupo

camara fotografica retrato.
Conocer bien las posibilidades de las cámaras fotográficas digitales ayuda enormemente en cualquier campo de la fotografía y más aún en el retrato. El retrato es una modalidad sumamente complicada, pero a la vez, está llena de posibilidades si el fotógrafo sabe utilizar bien su cámara y los recursos que tiene a su alcance. No solo es cuestión de técnica fotográfica, también intervienen otros elementos, como la capacidad del fotógrafo para transmitir confianza y hacer que los modelos se sientan cómodos.




Las cámaras fotográficas y el fotógrafo


Existen distintos tipos de retratos. No es lo mismo fotografiar a una persona mayor que a un grupo de niños. También hay grandes diferencias entre hacerlo con luz natural o con luz artificial. La cámara digital incorpora muchas funciones que pueden ayudar a que el trabajo del fotógrafo sea más cómodo, pero este es quien hace la foto, se tiene que encargar de la composición, estudiar la luz, colocar a los modelos y una serie de tareas que ningún mecanismo automático de la cámara digital puede realizar por sí sola.


El retrato ambientado consiste en la fotografía de sujetos dentro de su entorno natural. Si el modelo pertenece a alguna profesión y se quiere dejar constancia de ello, la aparición en la foto de elementos relacionados con dicha profesión sirve para remarcar ese mensaje. Deportistas, artistas de circo, payasos, médicos, bomberos son retratos ambientados que con frecuencia se realizan, trasladando al retrato una información adicional sobre el modelo y dotándola de un gran impacto visual.

El retrato de grupos también requiere que el fotógrafo mire a través de su cámara y realice la composición de la foto. Alturas de las personas, elementos auxiliares para igualar o destacar diferentes filas si el número de sujetos es elevado, captar un momento lleno de espontaneidad, llamar la atención de los modelos en el momento de disparar y utilizar un objetivo con un gran ángulo de cobertura, como el de 28 mm, son algunos de los trucos imprescindible para este tipo de fotografía.

Retrato masculino, femenino y retratos dobles


También hay diferencias entre el retrato masculino y el femenino. Cuando el modelo es un hombre puede ser interesante generar sombras intensas, al contrario de lo que se haría con una mujer. Los retratos dobles son otra modalidad muy habitual. Dos personas frente el objetivo de la cámara, pueden crear fotos impresionantes. Algunos puntos a tener en cuenta en los retratos dobles es que las caras no estén a la misma altura ni se hace la foto de frente, y sí lo estén cuando la fotografía recoge los perfiles de los dos modelo.

Más información sobre trucos y técnicas de fotográficas.