El encuadre y las fotos de paisajes

camara digital encuadre
Empezar en cualquier mundo profesional puede resultar muy complicado al principio. En el mundo de la fotografía no es diferente, pero aquí se tiene una gran ventaja, para muchos esta es su afición principal, por lo que el tiempo que invierte en aprender es tiempo que está disfrutando. Dominar las técnicas requiere de práctica y constancia, pero con el tiempo se llegan a conseguir fotografías espectaculares. Uno de los elementos más importantes en cualquier foto es el encuadre, conseguir dominarlo es fundamental para ser un buen fotógrafo.




Saber mirar a través de la cámara de fotos


Como hemos dicho en muchas ocasiones, las actuales cámaras digitales son de gran ayuda para poder evitar muchos errores que con las cámaras analógicas era fácil de cometer. Pero no hay que olvidar que la foto la hace el fotógrafo, no la cámara. Cuando vas paseando y llevas la cámara encima, sin pretenderlo verás muchos momentos y lugares que seguro resultará una foto muy atractiva. Pero siempre hay mirar mínimo dos veces, uno a través de los ojos del paseante y otra a través de la mirada del fotógrafo.


Hay que saber abstraerse, poder imaginar que es lo que la cámara va a ver. En multitud de ocasiones cuando miramos fotografías que hemos realizado se puede comprobar cómo hay muchos elementos que siquiera habíamos visto, cómo lo que pretendíamos resaltar en la foto no destaca, se pierde entre la multitud de objetos existentes en la foto. Todo esto es producto de no utilizar la mirada fotográfica.

El ojo humano es selectivo, pero el de la cámara es objetivo, fotografía todo lo que tiene delante.
Cuando vayas a fotografiar un paisaje asegúrate de que haya un motivo principal en la foto, algo que destaque y que sea el punto de entrada de la mirada en la foto. Si no es así la foto perderá su esencia, será aburrida y no mostrará nada especial. Pero cuida de que el motivo principal no tape el paisaje que quieres fotografiar, si no la foto sería otra totalmente distinta. Mira siempre a través del visor de la cámara de fotos para asegurarte el resultado final.

Mantén el horizonte recto en las fotos


En la mayoría de las fotos de paisajes la mejor opción es que el horizonte se muestre plano, si este se muestra torcido la imagen no será real, la composición perderá fuerza y el resultado final será mediocre. Solo en determinadas fotos, donde el hecho de que aparezca el horizonte inclinado sea intencionado no será de aplicación esta norma. Y por supuesto cuida los demás aspectos, la posición del fotógrafo, la luz ambiente, la forma en que llega esa luz a la cámara y todo lo que la experiencia te va identificando como elementos que garantiza un resultado espectacular.

Más información sobre técnicas fotográficas.