La fotografía de animales como actividad profesional

camara digital profesional
Dedicarse al mundo de la fotografía permite la posibilidad de explorar muchos campos distintos. No es lo mismo realizar fotos deportivas, que realizar retratos o fotografiar animales. Cada campo requiere de unas técnicas y habilidades específicas. El primer impulso casi siempre es fotografiar todo lo fotografiable, ser un fotógrafo versátil puede ser muy útil en determinadas circunstancias, pero especializarse en un tema concreta siempre ayudará a destacar cuando se va a dedicar a la fotografía a nivel profesional.
 



La dificultad de trabajar con animales


Cuando uno empieza a dedicarse a la fotografía como hobby normalmente se centra más en aquellos campos que mejor se le da o que más le gusta. Ese es el primer paso que hay que dar para decidir la especialización que como profesional se querrá conseguir. En raras ocasiones se es bueno en todo, pero evidentemente no se va a ser el mejor en todo, siempre habrá algún campo en el que uno se sienta más cómodo y obtenga resultados más espectaculares.


Dedicarse profesional a la fotografía de animales puede ser una especialización interesante ya que este tipo de fotos pueden tener muchas salidas comerciales y por tanto, puede llegar a convertirse en tu profesión. Pero este tipo de fotografía no es nada fácil. Cuando uno se dedica al retrato puede influir en el modelo a fotografiar para que este vaya variando las poses, para hacer que se relaje y de esa forma las fotos sean naturales, puede pedirle que se mueva si la luz que le llega no es la adecuada.

Cuando se fotografían animales la técnica puede ser parecida, pero solo en determinados casos. En la mayoría de los casos las fotos de animales se hacen en su hábitat natural, en muchas ocasiones cuando están en libertad, y no existe ninguna o casi ninguna manera de influir en él para que adopte la pose que te interesa. Un elemento fundamental en este tipo de fotos es la rapidez. Las actuales cámaras digitales ayudan a captar justo el momento sin pérdida de tiempo, pero la labor del fotógrafo sigue siendo fundamental.

Potente zoom y tiempos de exposición cortos


Disponer de un zoom potente y rápido ayudará en la mayoría de las ocasiones. Normalmente ocurre que es imposible acercarse al animal sin que este se percate, por lo que la utilización del zoom se convierte en algo fundamental en este tipo de fotografía. Utilizar tiempos de exposición muy cortos también permite captar el movimiento del animal sin que la foto salga borrosa. Pero lo más importante para conseguir buenos resultados es probar y analizar los resultados, es la mejor forma de aprender.

Más artículos sobre salidas profesionales para fotógrafos.