Lo que dicen las manos en un retrato

camara de fotos retrato de manos
Al hablar en público muchas personas tienen un problema importante con la colocación de las manos. Normalmente uno no es consciente de la posición en que tiene las manos puestas habitualmente, pero parece que cuando se es el centro de las miradas, las manos son un apéndice que no se sabe bien cómo colocar. Igual suele pasar en fotografía, cuando un sujeto va a ser fotografiado empieza a ser consciente de muchas partes de su cuerpo que en otras circunstancias no lo sería.




El lenguaje no verbal en fotografía


Es misión del fotógrafo hacer que el modelo a fotografiar se encuentre siempre relajado, para que no aparezcan posturas forzadas. Casi siempre suele ocurrir que el fotógrafo se centra en aspectos como la postura de la cabeza, el gesto de la cara, la mirada, y otros aspectos centrados en la cara. Pero también es responsable de que aparezca natural el resto del cuerpo y muy fundamental las manos y brazos.


En el lenguaje corporal, las manos y los brazos ocupan un lugar importante. Además hay muchos convencionalismos sobre la colocación de estas extremidades. Pueden expresar temor, miedo, furia, alegría, tristeza y muchas otras emociones, simplemente con una colocación u otra. Dependiendo del tipo de retrato que se esté realizando y del carácter del propio sujeto, así será las condiciones a marcar por el sujeto, pero casi siempre el mejor resultado es aquel en que el sujeto se muestra natural.

Un recurso muy utilizado es el de sujetar algún objeto, esto puede relajar al personaje, pero el fotógrafo tiene que tener cuidado, ya que la tensión puede trasladarse al objeto, con lo que el truco perdería toda su efectividad. Para usar este truco también hay que tener en cuenta que el objeto guarde relación con el sentido de la fotografía, ya que si no es así puede romper toda la composición de la foto.

Comprar antes de disparar la foto


Es misión del fotógrafo fijarse en todos los detalles antes de disparar, y por supuesto también en las manos. Otro recursos bastante efectivo es el de asignarle una misión a las manos, que el sujeto tenga las manos ocupadas, por ejemplo reforzando el mensaje que se quiere transmitir, de esta forma el personaje se olvidará de sus manos. Sujetar un vaso, meter la mano en el bolsillo, apoyar la cara, dejar caer el peso del cuerpo en la mano apoyada en una base, son recursos que pueden marcar la diferencia entre un buen retrato y uno que no lo es.

Más información sobre técnicas y trucos fotográficos.