Cómo conseguir ser un fotógrafo profesional

fotografos salidas profesionales
Hay muchas personas que piensan que tomar una fotografía es algo tan sencillo como mirar por el visor de la cámara de fotos y pulsar el disparador. Los que piensan así llevan su parte de razón, se puede tomar una foto tan solo con esas dos acciones, pero una fotografía profesional es mucho más que eso. En ocasiones cuando se tiene una cámara fotográfica profesional en las manos, el dueño puede pensar que ya es fotógrafo, pero tampoco esto es así, uno no se hace profesional por la máquina fotográfica que tiene, es mucho más.
 



Los esfuerzos por ser un profesional de la fotografía


Una de las principales tareas de todo fotógrafo profesional es hacer valer su trabajo. En multitud de ocasiones se da la circunstancia de que cuando estás trabajando te dicen: Si no te importa, pásame algunas fotos luego. Esto está bien cuando se está en un grupo de amigos y se toman algunas fotos de la fiesta, ya sea con una cámara bridge, una compacta o una cámara réflex de lo más profesional, pero no cuando se está trabajando.


El fotógrafo profesional ha de contar con una máquina fotográfica profesional y un equipo completo para poder realizar bien su trabajo. Esto ha requerido de una inversión económica que hay que recuperar con los trabajos que se realicen. Además, como todo profesional ha de pagar sus impuestos y las cotizaciones a la seguridad social, por no hablar del tiempo invertido, tanto en el aprendizaje de la profesión, como del dedicado al propio trabajo. Evidentemente esto no se paga pasando fotos gratuitamente.

Son muchos los seminarios y talleres que se realizan en multitud de centros educativos y de ocio. En la mayoría de los casos esto supone un coste importante, pero es fundamental para el proceso de aprendizaje, y a medida que se va avanzando de nivel, los cursos se convierten en profesionales, llegando a tener que invertir cantidades muy importantes de dinero. Todo el coste de este proceso de formación ha de ser recuperado posteriormente con el trabajo del fotógrafo.

La máquina fotográfica y la profesión


Al igual que ocurre en otras profesiones, se ha de establecer una separación fundamental entre lo que se hace por hobby y lo que es trabajo puro y duro. En ocasiones incluso aquellos que están inmersos en el mundo de la fotografía ven en aquellos que se inician en esta profesión una forma fácil y barata de conseguir material de trabajo. Al principio cuesta, hay que hacerse un nombre dentro de este mundo, pero al final con tiempo y esfuerzo se consigue.

Más información sobre salidas profesionales para fotógrafos.